Pintar para no morir.

Semanas atrás, una profesora nos pidió que nos sentemos y dibujemos. Así, sin mas, solo sentarnos y dibujar. La finalidad es hacer un rapport para estampar una tela pero en realidad con solo dibujar un montón de cosas estábamos. He aquí un poco de lo que paso.

Si bien en un principio la idea era cumplir la consigna y salir con todos estos diseños para tela, tener muchas opciones y poder elegir comodamente (nunca), en un momento perdí el Norte (siempre). De repente ya no pintaba para cumplir y empece a garabatear cual quinceañera en clase en el 2005: pintaba para no sentirme ansiosa, pintaba para no quemarme la cabeza, pintaba para no morir. Con fibra, con lápiz, con acuarela. Usando referencias o haciendo giladas mentales. Prestando atención a la paleta o tirando cualquier color. Pintaba en mi casa, en el patio, en la plaza, de dia, de noche, de madrugada.
Estoy muerta por llevar a tela el de Harry Potter o el de Totoro (una vez que los haya pasado a PC y editado para que parezcan más un patrón y menos un dibujito)

Publicado por

Bella Rodriguez

Soy Bella, una fotógrafa, madre y bloggera amante de la moda oriunda de Pinamar. En este espacio encontraran mis pasiones unidas, algo de lifestyle, make up, ideas para vestirse, y más!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *