El efecto Instagram.

Todos somos bastante conscientes del hecho de que las redes sociales solo cuentan un pequeño porcentaje de la vida de las personas: el bueno; y que la mayoría de las cosas que vemos no son reales o son solo un angulo de todo lo que esta pasando alrededor.  De todas las redes, Instagram es la mas mentirosa de todas (cosa que hizo que Snapchat y su naturalidad tuvieran un super hype repentino).
Esto es algo bastante establecido, especialmente luego de proyectos como el de Chompoo Baritone donde muestra lo que sucede detrás de una foto de instagram o el polémico vídeo de Essena O’Neill contando como Instagram le había provocado una obsesión enorme con la perfección y otros pastos. Real, yo creia que todos eramos conscientes de que en realidad las fotos de las redes sociales son solo un angulo pero últimamente me encuentro con un montón de personas que, de hecho, no lo saben, y asumen que esas personas tan perfectas que salen en las fotos son realmente así. Hasta tuve una conversación con una adolescente que sigue mi cuenta que quería saber “como hago para que mi vida este tan balanceada”. Balanceada my ass, nunca publico el bardo que es mi casa cuando estoy trabajando en un proyecto nuevo (actualmente, el de Shibori) ni muestro el quilombo que queda en mi cocina luego de preparar esas comidas super organizaditas y saludables que publico o que detrás de mi domingo de spa se encuentran sábados completamente depresivos y malhumorados. En este momento siento que es un poquito mi deber pincharles la burbuja a mis lectores y seguidores de Instagram y darles un poco de realidad, mientras les cuento los trucos para esta falsa vida que te llena las redes de seguidores (de mas esta decir que voy a perder unos cuantos luego de los siguientes escrachos).

instagram-vs-life-makeup
El maquillaje y peinado. Obvio que la segunda opción es la de Instagram, y además es la de Youtube. Esta foto la tome luego de filmar mi maquillaje para San Valentin. Claramente esa no es mi cara de todos los días, la de la izquierda si: mucho menos maquillaje, más ojeras, y todo un día trabajando en el frio. Ni hablar de mi pelo que se pasa la vida en rodete o trenzas cosidas. Si, vieron esas personas como Kylie Jenner que siempre suben selfies con su cara perfectamente maquillada, pestañas postizas y todo? es solo una foto que sacaron en un buen momento.
instagram-vs-life-outfits
Outfits. Muchas veces uso ese tipo de outfits, no es todo mentira, pero en mi dia a dia es mas probable que me vean usando calzas y remeras comunachas acompañadas con esas botas que parecen pantuflas. Eso esta bastante claro en este blog porque mis outfits son sencillos, pero hasta las mas conocidas bloggeras de moda del mundo admitieron que las fotos de outfits de instagram son armadas, no espontaneas. Sino, serian fotografiadas siempre en piyama (como todo freelancer).
instagram-lies-vs-life
Los productos de belleza. En este momento no tengo un tocador copado donde peinarme, maquillarme, etc, asi que mi baño luce mas o menos asi cada vez que tengo que hacer esas cosas. Cremas por todos lados, tintura y guantes en el piso, un kilombo. Ah, no, pero en instagram hasta pongo las toallas bordadas a mano.
instagram-posing-to-look-skinny
Pararse. Si, la gente hasta se para diferente en las redes sociales. Como yo no tenia una foto de este tipo en mi Instagram tuve que recrear una ajena. Puntas de pie, piernas ligeramente separadas, tirando la cola hacia atrás para (intentar) formar un thigh gap, panza adentro, un brazo arriba (en el otro ponele que esta el teléfono). Automáticamente mi cuerpo es mas delgado, largo, y cualquiera que likee mis fotos va a pensar “wow, es re linda, esta re buena” (?) pero no, si me ven en persona me paro como en la foto de la izquierda y adiós magia. Yo lo llamo el efecto Kim K: en sus fotos tiene un cuerpo reloj de arena increíble, cintura chica, cadera grande, tetas. Ahora, prendan la tv, pongan el reality show, y se van a encontrar con la triste realidad de una petiza gordita con forma de nada.
instagram-vs-life-food
La comida. Esto debe ser lo peor. Todos los días instagram nos bombardea con fotos de comida impecable, y mayormente saludable. Lo que no vemos es el bardo que queda atrás cuando cocinas, o que solo ese plato se ve asi, o que la persona que lo esta comiendo esta sin dormir porque el estrés no la deja (como yo?). Mesas super ordenadas, manteles inmaculados, salmón, o palta, o comidas carisimas que nadie-come-todos-los-dias. Donde quedo eso de “comer por necesidad”? No, ahora comemos por hype.

Publicado por

Bella Rodriguez

Soy Bella, una fotógrafa, madre y bloggera amante de la moda oriunda de Pinamar. En este espacio encontraran mis pasiones unidas, algo de lifestyle, make up, ideas para vestirse, y más!.

8 comentarios en “El efecto Instagram.”

  1. Jajajaja, el MEJOR post de todos!
    100% de acuerdo en todo, que lástima que haya que andar explicándolo para que algunos puedan entenderlo y ver las cosas como son.

    GENIA, aplausos de pie!
    (y también potra, dable y todas esas cosas lindas que dijiste, porque ya que estamos, tiremos flores en serio!)

  2. Bella, se que sos real, que no te banca ninguna marca, que toda la imagen de tu blog sos vos, con tus cosas cotidianas un poco mejoradas, me caes tan bien! por muchos años mas acompañándote virtualmente !besos!!!

  3. Excelente tu post!!! Cuantas verdades juntas!!! Sería como un True Story de la vida blogger! Está bueno como mencionabas a los adolescentes que admitan algo que no es o idealizan. La vida real no pasa en las redes sociales, ni en TNT, pasa aquí y ahora!
    Abrazo
    Ana

  4. genial post, te juro que el año pasado, fue el peor, instalé IG en mi telefono y me sentia la mas mierd— del mundo, comidas sanas, bombardeos de informacion falsa, vidas perfectas, gente q se la pasa en cafeterías o fotos siempre de joda. la vida puede tener esos momentos, pero tambien hay q saber encontrar lo lindo y bueno en otras cosas, no todo tiene que parecer un still life ” ni estamos siempre maquillados.realmente, gracias por este post, si lo hubiera leido antes, evitaba varias sesiones de terapia. la vida real pasa cuando abrís los ojos cada mañana, la virtual, es cuando te tapás un ojo. besoteS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *