Del blogging al microblogging y después a donde.

Por un largo tiempo los blogs fueron extinguiéndose lentamente, fueron reemplazados primero por los canales de youtube y mas recientemente por las redes de microblogging como twitter o snapchat o instagram stories, en las cuales se puede bloggear instantáneamente sin producción y de una forma un poco mas genuina que los blogs (porque no tenes dias de preparacion ni similar).
Y ahora ya estamos en un punto en el cual los blogs ni importan o solo sirven a modo de revista online para la gente que googlea cosas constantemente.
Y yo, que caí con el blog, que me volqué a instagram y twitter como el resto de los simples mortales millenials, pero que también me niego a dejar de tipear incesablemente en este espacio.
Porque le tengo cariño.
Porque todavía hay gente que disfruta del contenido.
Porque me encanta crear contenido constantemente.
Al mismo tiempo, ese deseo de seguir acá se choca con la falta de tiempo y con esto de que si no creo contenido de calidad, mejor ni crearlo. Y encima después se pierde entre un millón de posteos debajo de instagram stories sobre los desfiles del Resort 2018 y los outfit post que tanto llenaban esta pagina años atrás.
No solo online sino también en la vida, este año esta siendo para mi un tornado de cambios y reconnaissance y todo da vueltas y exige cambios. Y obviamente, no solo online, también en la vida, yo soy moderna y cool pero también me resisto al cambio y lo peleo porque la comodidad y el estancamiento dan mucho menos miedo que arrancar de vuelta una y otra vez, y probar que funciona y que no una y otra vez, y todo eso que no quiero hacer o no tengo la energía para hacer.
Desaparece el blog porque ahora twitteo y subo fotos constantemente a Stories? Lo dudo, pero como primera instancia, solo voy a publicar en facebook los contenidos que me parezcan relevantes para el publico. Y voy a intentar volver a ser yo en este espacio, escribiendo por escribir y por comunicar y no por ser bloggera influencer comunicadora etc etc etc. Como en el comienzo. Porque si en la mitad del camino te das cuenta que las cosas no están saliendo como queres, volves para atrás y te fijas que hiciste mal o que cambiaste para que termines así. Se vuelve a la base, se analizan las cosas, se intenta salvar lo que queda, y sino, se da un abrazo y despedida.
En algún momento finalizando el mes de Junio, me senté a tomar un café en una cafetería que solía frecuentar en lo que ahora se siente como una vida pasada, con la cámara colgando del hombro, luego de caminar por un bosque sacando fotos. Cinco años atrás esta era mi rutina: mi cámara, yo, música, compañía, felicidad. Sentada ahí, sol en la espalda, olor a otoño, lo único que podía pensar era: En que momento me fui, me perdí, me convertí en lo que soy hoy, y deje de sentirme bien? Y como carajo deje que pasara.

Publicado por

Bella Rodriguez

Soy Bella, una fotógrafa, madre y bloggera amante de la moda oriunda de Pinamar. En este espacio encontraran mis pasiones unidas, algo de lifestyle, make up, ideas para vestirse, y más!.

2 thoughts on “Del blogging al microblogging y después a donde.”

  1. Uff, ¡te entiendo tanto! La verdad yo le pongo mucho empeño a mi Instagram, pero siempre trato de direccionar esos pocos seguidores que tengo a mi blog también 🙂 creo que mayoritariamente esto pasa porque estamos más en el celu o la tablet que la compu hoy día, y no se si seré solo yo pero me da muuucha pereza leer blogs en el celu 😛 de hecho, ahroa te estoy leyendo desde mi compu! Y se que para muchos usar la computadora antes que el celu es como, wow, del año del p*do XD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *