21 time of changes

   Falta muy poco para mi cumpleaños, cuatro dias. Odio esto, hacerme mayor. 20 años es un monton! un cuarto de mi vida que pasó volando a lo loco!! Otra cosa que odio es recibir los regalos, o sea me gusta que me regalen cosas pero soy tan verguenzosuda que me pongo toda nerviosita y pareciera que el regalo en realidad no me gusta cuando en realidad si. Encima siempre que ven mi cara sueltan el tipico “hmm, si queres lo podes cambiar eeeh!”; klansdjasd :$
  Además odio ser la organizadora de la salida, claro porque es mi cumpleaños yo los tengo que llamar y reunir y elegir a donde vamos a ir cuando en realidad siempre me dio totalmente lo mismo lo que hicieramos, yo quiero ver a mis amigas y punto. Encima en temporada tenia que nacer, cosa que todos trabajen y nadie tenga ganas de salir. Estoy mas sola que un perro sarnoso.
  Es todo un embole, me prendi en un proyecto de practica para insipirarme de 365 dias en fotos, lo pueden ver en mi Flickr, por mas choto que este sea sin una camara decente u.u
   En fin me aburri tanto este principio de año que necesité un cambio… Asi que después de darle vueltas al asunto como dos dias decidi ir a la farmacia a comprarme una tintura, sin pensarlo compré rojo cereza y me teñi casi con los ojos cerrados. Cuando pueda pongo fotos; fin..

Era un día de enero, hermoso y claro..

 “…Me senté al sol en un banco: el animal que estaba dentro de mi se entretenía en relamer sensuales gustosos recuerdos en la memoria; mi espíritu, un tanto adormilado, hacia promesas de inmediata penitencia, pero sin decisión para comenzarla. Después de todo, pensaba, yo era como todos los demás; y hasta sonreía comparándome con otros y poniendo al lado de mi activa bondad la perezosa crueldad de su negligencia.”

Continúa leyendo Era un día de enero, hermoso y claro..

Cambiar…

…de pequeños a grandes. O estancarnos, y seguir siendo una mezcla de ambos. Escribo porque la vida me lo pide, sino voy a lograr que mi cerebro explote. Los ultimos dias dan mucho de que hablar, pero no se si alguien entiende cuando me gusta dejar las cosas atrás y no acordarme. Seguro que no.
A veces pienso, por una de esas casualidades de la vida, concluyendo con que tengo miedo de tantas cosas sin importancia que no se. Me saco. Solamente porque hay situaciones y personas totalmente irrelevantes y yo me preocupo como si fuera el fin del mundo pero cuando algo groso se acerca, algo a lo cual realmente temerle es lo minimo que deberia hacer, no le doy ni la mas minima importancia y dejo todo fluir.
Le prometo que cuando llegue una gota de felicidad voy a escribir algo como la gente, pero justito ahora parece que el tiempo se quedo detenido en sensaciones lindas y feas y no encuentro emoción de nada. Todo empezó despues de dejar de creer en la gente, una vez más. Pero, ¿cuando termina? ¿como termina?  Ya no soy la misma, con nadie, y eso es una de las pequeñas cosas que no deberian de asustarme, pero ahi estan, ni dormir me dejan. Me rayan, subconcientemente sé que es por eso y aun asi nada cierra, por un momento estaba al lado de alguien que me hacia feliz, ibamos a tener una familia feliz nosotros y nuestro hijo, en un hogar feliz, rodeados de gente feliz; y repentinamente vuelve el vacio, me preocupa no poder volver a ser esa, volver a ser yo, la persona en que me habia convertido desde que te conocí. Ya no me reconozco ni a mi misma, ni a nadie de los que nos rodean. Y juro que quiero salvarnos, quiero salvarme, salir de una vez por todas del poso profundo en el que me cai; pero si fuera tan facil no habria lagrimas en mis ojos y mi corazon no se aceleraria tanto cada vez que te vas.








Tengo que aprender a dejarte ir..