Change is inevitable.

En Junio del 2015 tuve un pequeño descontento conmigo misma (no sé decir “colapso” como corresponde) y de repente, sin pensarlo ni meditarlo ni nada hice esto. ¿Por que? Porque en ese momento necesitaba sentirme yo, cambiar algo, refrescarme, respirar, y tener las manos (y el cerebro) ocupadas en otra cosa. Si voy a quemarme la cabeza que sea con los vapores de una decoloracion de 40 volúmenes y tintura en tonos pasteles. Continúa leyendo Change is inevitable.