Aprendiendo a: correr.

No puedo creer que ya estemos casi a mitad de año, y yo tengo metas que todavía ni empece a contemplar. Por si no las recuerdan, las pueden leer acá, ya tengo registro de conducir y estoy leyendo y meditando, pero olvídense de llegar a los dos mil seguidores o llevar a cabo mis proyectos fotográficos. La que mas preocupada me tiene (porque tiene que ver con mi salud) es la de volver a la normalidad fisica y olvidarme de una vez del cuerpo post-parto. Alguien dijo una vez que al estar amamantando y viviendo apurada el peso lo iba a perder sin darme cuenta, pero me mintieron descaradamente. Si bien estoy haciendo ejercicio desde el alta medico (1 mes y medio después del nacimiento) nunca termino de bajar estos últimos cinco kilos. Así que me propuse a mi misma un cambio en esa resolución: la idea deja de ser bajar de peso, y a partir de hoy empieza a ser “correr dos veces por semana” (mínimo).
Si no seguían mi blog hace dos años, yo empece a correr en el verano del 2013 con el equipo de Volkswagen y me hice adicta, fue una de las mejores épocas de mi vida en un montón de sentidos: me hacia olvidarme de mis inseguridades, bajo un cambio mi constante ansiedad, ya no me obsesionaba tanto con pequeñeces, y sonría mucho mas. Correr es una de las mejores terapias y tiene múltiples beneficios, ademas de los físicos, psicológicos, como desarrollar la concentración, mantenerte alerta, combatir la depresión y reducir el stress. Así que si tu cuerpo no te preocupa lo suficiente como para calzarte un par de zapatillas y salir a correr, hacelo por tu mente.
Obviamente decir “bueno, empiezo a correr” no es tan sencillo. Las primeras veces van a sentir que se quieren morir, que es una mierda, que no lo quieren hacer nunca mas. Pero a medida que van entrenando el cuerpo les va pidiendo mas y les juro que en un punto se vuelve lo mejor de la vida. Como no soy experta en salud o ejercicio o lo que sea, les dejo algunos humildes tips que me sirvieron para empezar.
Empezar despacio. Si, todos van a ir mas rápido que vos. Si, también se van a ver mejor mientras lo hacen. Pero pensa que ese que te pasa como si fuera Speedy Gonzales en algún momento fue principiante como vos y corría tranquilo, todo rojo y tosiendo. El cuerpo necesita adaptarse y empezar muy apurado puede resultar en lesiones o demasiado cansancio de golpe. Encontra tu ritmo y anda aumentándolo de a poco.
Estirar. Tomate diez minutos para hacer algunas posiciones de yoga o estirar a la antigua, como nos enseñaban en el colegio. Es tan importante estirar antes y después como salir a correr, previene lesiones y también que al otro dia te duela hasta el apellido (osea, te va a doler todo pero un poquito menos).
Checkeo de salud previo. Repito: yo solo escribo esto pura y exclusivamente por mi experiencia, pero yo tuve que ir a un medico y confirmar que estaba apta para correr.
La ropa importa. Se que todos preferimos creer que un par de zapas viejas y un jogging son validos pero no. Por algo existe la ropa deportiva.

  • Las zapatillas son lo mas importante, las que son especificas para correr aportan mejor pisada, mas amortiguacion y mas comodidad. Consejo personal: nunca corras en zapatillas del tipo Converse. acá pueden leer algunos consejos para no salir y comprar cualquier cosa.
  • Prendas con materiales especiales. Nike tiene dri-fit y Adidas climacool, ambas tecnologías sirven para que no te mueras de calor haciendo ejercicio pero tampoco se te enfríe el sudor y termines internado con neumonia.
  • El corpiño. No importa si sos del team Keira Knightley o del de Kat Dennings, ni se les ocurra correr con push up, es una tortura. Cualquier top deportivo tiene aguante.

There’s an app for that. Literal, hay millones, desde runtastic hasta Nike Running. Como registro de lo que corres todas son muy parecidas, usando el gps te muestran al final del entrenamiento cuanto, a que velocidad y donde corriste, y hasta podes comparar con entrenamientos anteriores o con tus amigos. Algunas vienen con reproductor para que escuches música mientras tanto porque obviamente nadie corre sin música.
Planes de entrenamiento. Arrancar de cero no es fácil, algunos prefieren salir e ir probando pero yo soy una chica de planes. Me gusta programar mis ejercicios e ir cumpliendo con pequeños objetivos. Lo mejor es que te lo prepare un profesional, pero también hay apps para eso. Gratuita la mejor que probé es c25k y paga zombies! run!. Ambas trabajan de la misma manera dándote programas de entrenamiento de intervalos (HIIT): calentamiento de cinco minutos – alternar 60 segundos corriendo con 90 segundos caminando durante 20 minutos. A medida que pasan las semanas, de a poco se van agregando minutos corriendo y se van suprimiendo los de caminar hasta llegar a correr 5 kilómetros tranqui. La segunda es mi favorita porque sigue una historia, te entrena en un campamento de sobrevivientes al apocalipsis zombie, a veces te sueltan algún que otro zombie para que corras mas rápido y te esfuerces a tope, lo escuchas que viene atrás tuyo y es desesperante pero también muy divertido.
Agua. Pero por favor, no se olviden de esto. El cuerpo necesita refrigerarse a medida que sudas. Ojo, no te tomes un litro minetras corres porque te vas a querer morir a los 200 metros.

Otras cosas para tener en cuenta:
Siempre protector solar si corren durante el dia. O gorra, o anteojos, o pasamontañas.
Si hace frío, guantes.
Snaks inteligentes.
Esta Playlist.
No escuches a tu mente pero si a tu cuerpo.

Espero haberles dado motivación y que se calcen las zapas mas seguido. Aunque sea para salir a caminar o para hacerlo en una cinta.

Publicado por

Bella Rodriguez

Soy Bella, una fotógrafa, madre y bloggera amante de la moda oriunda de Pinamar. En este espacio encontraran mis pasiones unidas, algo de lifestyle, make up, ideas para vestirse, y más!.

3 thoughts on “Aprendiendo a: correr.”

  1. Morí con la app de los zombies, no la conocía pero debe ser lo más divertido del mundo. Cuando salía a correr me lo imaginaba pero con el sonido…tremendo (jugaba a que me perseguían zombies, sí).
    Lo de la ropa deportiva es muy cierto, por ahora no me despego de las remeras de banda y las calzas medio pelo pero algún día cambiará.
    Besote y me encanta tu blog!

  2. maravilloso este post, desde mi corazón siempre quiero correr pero mi cuerpo lo probó durante un año y medio y la etapa en la que amás lo que estás haciendo nunca me llegó.

    ¡capaz otro día retome!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *