10 dias sin maquillaje.

En la entrada de contouring les conté que no me gusta juzgar algo antes de probarlo y creo que las entradas a lo “does this thing really work?” me divierten más que muchas otras que hice en la historia del blog. Últimamente estoy tratando de meterme en experiencias que me saquen de mi zona de confort y probar situaciones diferentes, productos nuevos, estilos nuevos, etc. Imaginen que me corte el flequillo y pensé “podria escribir sobre volver a acostumbrarse al flequillo, no?”. Osea que por un lado estoy re enferma, pero por el otro me divierte.
Hace unas semanas estaba leyendo en The Coveteur ese experimento de Maggie Dolan viviendo un fin de semana sin maquillaje y llego un pensamiento fugaz (producto del aburrimiento seguramente): “un fin de semana no es nada, por que no documentar 10 dias?”. Diez días son una boludez, apenas un poco más de una semana, que te puede cambiar?.
El primer paso fue fotografiar mi piel en limpio para tener una referencia del “antes”. Será posible que el maquillaje te arruine tanto que en diez días se note una diferencia? quien sabe?! Yo sé. Este es mi antes y mi después.

antes y despues diez dias sin maquillaje

El segundo paso fue, lamentablemente, esconder o dejar en lugares incomodos mis maquillajes. Si, por un momento se me cruzo por la mente que vivir sin maquillaje no era la gran cosa y de repente me acuerdo que los jueves tengo que llevar a Alex a la fonoaudiologa y no puedo lucir tan demacrada. Mejor empiezo el viernes. Pero el sábado comemos con mis suegros y no hay forma que vaya con un rostro enrojecido por el sol que me pego de lleno hoy en la playa, y como iba yo a saber que un domingo por la noche me iban a invitar a comer afuera. “No puedo ir así, mira estas ojeras”, “como voy a salir sin cejas?!”, “tengo la nariz más roja que Rodolofito guiando el trineo en pleno 25 de diciembre”. Vueltas y más vueltas, me di cuenta que ya habia perdido la batalla entre mi cara lavada y mi cara pintada si seguia teniendo un corrector de ojeras en la mesa de luz. Lunes, adiós maquillaje, nos vemos en diez días.
He aqui la primer cosa que noté: cuando dejamos de perder tiempo tapando las imperfecciones aprendemos dos cosas. Una es acostumbrarnos a ellas y quererlas un poquito. Si, mis cejas son rubias y apenas se ven, como las de Santi, y eso no evita que el sea un bebe precioso. La otra es que invertimos ese tiempo que normalmente usaríamos para maquillarnos en cuidarnos la piel. Cuando dejamos de recurrir al “A este granito un poco de corrector y base lo tapa” nos vamos automáticamente al “voy a tener que tomar cartas en el asunto” seguido de un montón de recetas caseras para desinflamarlo, secarlo y hacerlo desaparecer de tu cara lo antes posible.
De mi rutina no cambie nada: todos los días cuando me levanto y me acuesto hago lo mismo. Me limpio la cara, la lavo con jabón neutro, y la humecto. Por la tarde refuerzo con protector solar y voila! No uso serums, mists, y todas esas cosas que realmente no se que significan.
Para el día 4 veia las fotos de @flamcis y extrañaba el arte de ponerme mi mejor cara y tirar una selfie, “ojala yo luciera tan flawless en este momento”. Me resistí al impulso de salir con mis amigas y en vez de eso las invite a que vengan a casa. Me puse nerviosa en varias ocasiones en las que estaba en la calle sin maquillaje y sentía que necesitaba urgentemente un par de lentes o iba a morir. También me resistí a comprar un par de lentes porque sino el proyecto no cumplía con su fin de hacerme salir a la vida con mi verdadero rostro sin inhibirme como si llevara el gorro de Bill Murray. Para el sexto día y a pesar de haber hecho la dieta de la selva durante toda la semana (anxiety issues) mi piel se veía fantástica y los pocos brotes hormonales que me quedaban habían desaparecido completamente.

Diria que el Experimento fue exitoso. Mi piel era otra cosa despues de pasar varios dias sin una gota de maquillaje. Pero no se que tan exitoso fue ya que extrañe mucho maquillarme, mas alla del tema estético para mi el proceso es divertido, me gusta buscar inspiracion y ver videos en youtube, completar mi outfit con lapiz labial o sombra de ojos. The thing is: mi naturaleza es inevitable, se que tengo mil pecas y tez casi rosada, pero el maquillaje es lo que me expresa, ya sea mi estado de animo o mi personalidad. Creo que solo tengo que encontrar el equilibrio entre ambos.

Publicado por

Bella Rodriguez

Soy Bella, una fotógrafa, madre y bloggera amante de la moda oriunda de Pinamar. En este espacio encontraran mis pasiones unidas, algo de lifestyle, make up, ideas para vestirse, y más!.

13 comentarios en “10 dias sin maquillaje.”

  1. Hola Bella! Vi una chica que paso una semana sin maquillaje, pero no vale porque su piel ( y toda ella) era hermosa..
    Es todo un desafio. Yo amo el maquillaje pero puedo decir que cuando voy a la facu salgo de casa hasta sin corrector! Eso si, siempre la limpieza, hidratación, protector solar y contorno de ojos (para que se deshinchen un poco las ojeras)
    Si tenia mas tiempo si, bb cream, corrector y mascara de pestañas! Mi problema es que me gusta tanto que me re entretengo y se me termina haciendo tarde siempre, por eso prefiero no pasar cerca de mi maquillaje la mayoria de las mañanas…

    En fin todo esto me hizo acordar a la publicidad de dove, la realidad es que si, si cuidáramos mas el rostro no necesitamos taaanto make up, y hay que aceptarnos como somos. El makeup fancy y el blingbling lo podemos dejar para ocasiones especiales!
    Ah, con esos ojos yo no usaria lentes!
    Bueno, escribi un monton. Chau me fui!
    Besos!

    1. Me pasa lo mismo!! Voy al baño y pienso “me voy a poner un poquito de rimmel” y termino saliendo toda pintada, media hora después!!
      El problema no son los ojos, tengo un bebe que me despierta de noche para alimentarse, mis ojeras parecen dibujadas con corcho quemado a veces.
      Gracias por comentar siempre Cami ❤

  2. Me ha parecido un post super interesante, la verdad es que yo sobre todo en épocas de exámenes dejo mi piel respirar y se nota la diferencia de estar una semanita con nada de maquillaje o con lo justo.

    Me siento muy identificada con tu reflexión final, para mi no es tanto la importancia de necesitar cubrir mi cara o “parecer otra” es más el proceso creativo que hay detrás, el poder experimentar, mezclar, unir tonos, inventar. Tengo 21 años y, por suerte, tengo la piel bastante perfecta… no tengo granitos salvo excepciones, nada de pecas, cejas completas y oscuritas, cero manchas… no tengo la necesidad de ponerme un plastón en la cara pero sí la necesidad de poder mezclar cuatro colores para expresar lo que siento.

    Un besazo muy fuerte y un post genial! 🙂

  3. Estoy de acuerdo con vos, de qué sirve tener la piel mejor si te sentís mal porque no estás maquillada?
    Mi prima está en plan “no pintarse más las uñas” después de muchos años de hacerlo todo el tiempo, y dice que están super sanas ahora. El tema es que a mí no me gustan las uñas sin pintar, así que de qué me sirven uñas sanas si no las puedo disfrutar? Espero que se haya entendido algo de lo que quise decir

  4. Qué buen post! Más allá de que AMO el maquillaje, no tengo problemas en andar por la vida a cara lavada.. pero eso no pasó de un día para el otro. Y claro, que en *esas* ocasiones donde quiero lucir un poco mejor, recurro al make up. Igualmente no soy de smokey eye y cosas locas así que no siento que abuso de él.
    Hace unas semanas empecé a usar una humectante con un toque de color y resuelto el problema. La cobertura es mínima y casi imperceptible, pero me hace sentir bien cuando paso por un espejo.
    Beso!

  5. ME ENCANTO ESTE POST!

    CREO QUE TU CONCLUSION ES MUY CIERTA… HAY QUE HALLAR EL EQUILIBRIO PARA QUE EL MAQUILLAJE SEA UNA FORMA DE EXPRESION Y NO UNA RELACION DE DEPENDENCIA…
    YO HACE TIEMPO QUE ME MAQUILLO PARA IR A TRABAJAR O SALIR A CENAR O A BAILAR (LO 2DO CASI NO SUCEDE YA JAJAJAJ) Y DEJO EL RESTO DE MI VIDA SIN MAQUILLAJE O MAQUILLAJE MUY MUY LIVIANO
    ASI FUE COMO ESTUVE LOS 20 DIAS DE MIS VACACIONES PRACTICAMENTE SIN MAQUILLAJE…
    HUBO UNA EPOCA EN QUE NO CONCEBIA LA VIDA SIN ÉL, PERO ME FUI DANDO CUENTA QUE ESO GENERABA UN EFECTO REBOTE PORQUE LUEGO, CUANDO NO TENIA MAKEUP PUESTO, ME VEIA MAL, FEA O DESALIÑADA…
    ASI QUE EMPECE A ESPACIAR SU USO PARA VOLVER A ACOSTUMBRARME A MI ROSTRO AL NATURAL… Y ME VOLVI A GUSTAR! (JAJAJ… SUENA RE NARCISISTA DICHO ASI: ME GUSTO! MUA MUA)
    EN FIN…. LO HICE LARGO…. PERO MUY BUEN POST! GENIAL EXPERIENCIA

  6. me re gusta este “challenge” o desafío como quieran decirle. sos preciosa con y sin maquillaje! ♥ a mi me gustaría hacerlo pero la realidad es que estaría haciendo trampa: no uso base, no uso corrector. solo rimmel, cada tanto un delineador y las cejas. estuve 5 días al campo y UNA sola vez me digne a ponerme una gota de rimmel porque había más gente y no daba parecer un mono. pero también, como sol, tardé mucho tiempo en aceptar mi cara. pasé de kilos de delineador todas las mañanas y un intento de base (me queda horrible y ningún color pega con mi piel NI UNO) a no usar nada y fue duro.

    un besi♥

  7. yo casi casi lo podría hacer sin drama, la verdad es que me maquillo re poco, me gusta hacerlo, pero ahora, volvi de la costa con un super color, y la verdad, ni me hace falta tanta cosa…pero bueno, soy re blanca y en cuanto se vaya este efecto “placebo” jajajajaja, volveré a mi kit de primeros auxilios. (me encantó lo de la nariz roja y el trineo, me reí mucho!) besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *